Cuidados para tus Flores

  • Elegí un florero adecuado al arreglo, limpialo bien y llenalo hasta 3/4 con agua fresca.
  • Se le deben cortar 2 cm. las puntas inferiores de los tallos. Este corte debe hacerse de forma angulada a 45° para asegurar una mayor absorción de los nutrientes.
  • Retirá todas las hojas que puedan quedar bajo la superficie del agua.
  • Para mantener tus flores más frescas, podes pulverizarlas de vez en cuando por medio de un rociador.
  • Cambia el agua todos los días, cortándole el tallo 1 cm. aprox.
  • Eliminá diariamente las flores que no estén en buenas condiciones.
  • Elegí un lugar adecuado para dejarlas, manteniendo tus flores fuera de la luz directa del sol, corrientes de aire y lugares muy cálidos.
  • Si el arreglo floral contiene una espuma floral, asegurate de que la misma esté siempre húmeda.